Bañeras para loros

Bañeras para loros, ¡llega el calor!

Llega el verano, las altas temperaturas y ¡los baños de nuestros loros!

Cada loro es un mundo, los hay que les gusta más y los hay que menos, pero la única realidad es que el baño es un habito muy saludable para nuestros loros.

Entre sus múltiples beneficios podemos destacar:

Estimula el acicalamiento, habito positivo especialmente en épocas de muda.

Mejora la hidratación de la piel de nuestro loro.

Alivia el picor en épocas de muda debido al crecimiento de los cañones.

– Una forma más de enriquecimiento ambiental de cara a evitar aburrimiento y hábitos negativos en nuestro loro.

Vamos a ponerlo en práctica.

Existen varias formas de «facilitar» el baño a nuestros loros: poniéndoles bañeras o rociarles.

 

Bañeras para loros

Mucha gente nos pregunta que porque hay que ponerle una bañera al loro si ya se baña en el bebedero. La respuesta es obvia: el bebedero es para beber y la bañera para bañarse. En muchas ocasiones, los bebederos contienen restos de comida, pellets de pienso deshechos, cascaras de semillas, etc. No es aconsejable que nuestro loro se bañe en agua sucia, ya que saldrá más sucio de lo que entró.

Por otro lado, también es posible que el loro ensucie el agua del bebedero si se baña en el, por ejemplo con restos de heces. Esto si está en nuestra mano evitarlo, es conveniente que lo hagamos.

Bañeras hay de varios tipos:

Bañeras interiores específicamente diseñadas para jaulas.

Bañeras interiores de corte «clásico«.

Bañeras tipo «cazuela de barro«.

Bañeras exteriores.

Distintos modelos de bañeras para loros

Cada una tiene sus pros y sus contras.

Las bañeras exteriores tienen la ventaja de que no ocupan espacio en el interior de la jaula. Eso si, la jaula debe estar equipada con una puerta que permita al loro salir a «darse el baño».

Las bañeras interiores tienen como ventaja su reducido coste, son muy baratas, pero al estar hechas con material ligero, es muy fácil que acaben volcandolas, echando a perder el lecho de la jaula (si lo hay) y perdiendo la posibilidad de bañarse.

Las bañeras de cerámica no tienen peligro de volcar, ya que son bastante pesadas, sin embargo si las picotean y las rompen pueden llegar a ser cortantes, pudiendo lastimar a nuestro loro.

Las bañeras específicamente diseñadas para loros, como su propio nombre indica son bañeras cuyo diseño esta orientado a cubrir la necesidad del baño en el interior de la jaula. No vuelcan y son muy resistentes. También se pueden poner en la parte exterior de la jaula, pero no lo recomendamos, ya que tiran bastante agua fuera.

 

Rociado

En la otra cara de la moneda tenemos a los loros que no «disfrutan» con el baño y tenemos que bañarlos nosotros.

Una forma muy cómoda de hacerlo es rociándolos con agua. Nos referimos a las clásicas botellas con difusores. Aconsejamos no rociar directamente a nuestro loro. A algunos puede resultarles molesto. Es preferible rociar hacia arriba y que les caiga en forma de «lluvia». Esta es la forma en la que se duchan en su hábitat natural.

Si nuestros loros en lugar de en el interior, viven en voladeras en el exterior, es recomendable instalar difusores de agua tipo «microclima» para las duchas de los loros. Esto es especialmente importante en épocas de calor y en zonas especialmente calurosas.

Para el rociado de nuestro loro también hay a la venta sprays destinados específicamente para esto. En la mayoría de los casos, tienen un punto de «ambientador». Los loros no son animales con un fuerte olor corporal, pero en caso de que nos resulte molesto esta es una buena opción.

Pulverizador y sprays para loros

Cómo secar a nuestro loro después del baño

Muy fácil. NO HACIENDO NADA.

Es importante que si nuestro loro está mojado, no esté expuesto a corrientes de aire.

Ni toallas, ni secador, ni dejarlo al sol ni nada de nada.

Nuestro loro se acicalará, esto es un habito positivo y eliminara la humedad sobrante de sus plumas.

 

Algunas generalidades sobre el baño de los loros

– Aunque el baño sea una actividad «natural» de nuestro loro cuando vive en libertad, es importante que los acostumbremos desde jóvenes. Hay que conseguir que el baño sea «una fiesta», no un castigo.

– Es conveniente bañar a nuestro loro por la mañana o al mediodía, nunca al atardecer, ya que cabe la posibilidad de que se enfríe fruto de las bajas temperaturas.

Dependiendo de la época del año en la que nos encontremos y del clima que tengamos, la frecuencia optima de baños sera una u otra. Durante el invierno podemos bañar a nuestro loro perfectamente una vez por semana, mientras que en la época más calurosa del verano podemos hacerlo a diario.

 

Esperamos que con estos consejos tengáis más claro como bañar a vuestros loros y hacer de esto una actividad agradable y saludable para ellos.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (5 votes cast)
Bañeras para loros, ¡llega el calor!, 10.0 out of 10 based on 5 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *