buenos-habitos

Buenos hábitos en Psitácidas

En este artículo vamos a hablar de los errores más frecuentes que nos encontramos en el manejo de las especies de aves de talla grande (yacos, guacamayos, cacatúas, amazonas…), pero también son aplicables en gran medida a los loros de talla más pequeña (Ninfas, agapornis, periquitos…) Aunque intentaré nombrar las peculiaridades más significativas de las especies más frecuentes, no podemos generalizar todos los aspectos, lo más importante es estudiar las características de la especie de forma individualizada. Los loros vienen de áreas geográficas muy diversas con climas y condiciones particulares, un estudio pormenorizado del hábitat del que proviene nuestro loro nos ayudará a entender cuáles son sus necesidades y por lo tanto el manejo que deberemos emplear. El veterinario especialista es el que mejor puede ayudaros a construir el entorno y costumbres más adecuadas para vuestro alado.

LA JAULA

La jaula es la segunda causa más frecuente de problemas ya que de ella dependen muchas costumbres de nuestras mascotas. Como premisa diremos que no hay jaulas grandes… cuanto más grandes mejor, así las aves de menor porte podrán dar pequeños aleteos y por lo tanto hacer algo de ejercicio dentro. Tanto las especies pequeñas como las grandes deberemos sacarles a menudo para que puedan ejercitar el vuelo. El tamaño mínimo nos lo marca la envergadura de las alas y la cola, siempre deben ser capaces de abrir las alas y girarse sin que las plumas rocen con las paredes de la jaula. La forma debe ser cuadrada o rectangular, evitar a toda costa las jaulas redondas que no les van a permitir calcular bien las distancias ni poder moverse bien por las paredes. Buscaremos jaulas de materiales que no desprendan fragmentos o pinturas ya que hay que tener en cuenta que son animales con un pico muy potente y seguro que picarán los barrotes para desplazarse, jugar…

finca-gym-top-iii

El lugar donde colocarla es importante: nunca en habitaciones donde haya humos, aerosoles o productos de limpieza agresivos. Por lo general elegiremos estancias donde pasemos muchas horas para convivir el mayor tiempo posible con ellos, pero deberemos tener cuidado si en estas habitaciones se fuma, y también si alargamos mucho las horas de exposición de luz al ave. Es muy frecuente colocar a los animales en la sala de estar con la televisión cerca, si la encendemos por la noche le daremos a entender al loro que todavía es de día y esto afectará gravemente a su salud, pudiendo provocar puestas crónicas o picaje. Estos animales son muy sensibles a los tiempos de luz y oscuridad y nunca debemos exponerles a más de 11H de luz contando con la luz natural y artificial. También podemos aconsejar que duerman en jaulas auxiliares o transportar las jaulas con ruedas a otras zonas más tranquilas de la casa, ya que evitaremos alterar su descanso y fomentaremos la conducta natural de los loros de dormir en lugares distintos a los que pasan el resto del día (muchos loros sólo permanecen en el mismo lugar las 24h del día en época de cría), evitando también problemas relacionados con la estimulación hormonal. Recomendamos siempre un entrenamiento previo para que el ave se sienta cómodo en las otras zonas o jaulas.

Los baños de luz solar son también importantes, la luz UV es necesaria para las aves y el colocarlos en zonas donde no llegue la luz directa o detrás de cristales que tengan filtros UV nos obligará a transportarlos diariamente a zonas de asoleamiento o a adquirir focos de espectro visible y UV. Tendremos que cuidar también la temperatura de la jaula huyendo de zonas que queden muy expuestas al sol o a calefactores/radiadores. La humedad de la sala también juega un papel importante ya que en exceso predispondrá a problemas respiratorios pero en defecto puede ocasionar problemas en la piel y plumas. Como habíamos comentado lo más importante es saber de qué clima viene nuestro loro e imitarlo, a veces hasta utilizando humidificadores o haciendo pulverizaciones de agua.

bird-lamp-bombilla-amplio-espectro-loros
Bombilla de amplio espectro para loros

El sustrato habitual se suele quedar fuera del alcance del ave y por comodidad utilizamos papel de revistas o periódicos, esto nos ayuda haciendo más fácil la limpieza, sin embargo cuando el propietario dispone de tiempo para limpiar más frecuentemente el sustrato aconsejo utilizar pellets de papel prensado. Se pueden utilizar otros sustratos pero hay que tener cuidado con el polvo que generan otros materiales como el serrín o la viruta de madera que pueden acabar produciendo problemas respiratorios.

lecho-de-papel-prensado-para-loros-back2nature-2-tamanos
Lecho de papel prensado para loros

No puedo dejar de recordar el colocar perchas adecuadas para lo que os remito al artículo anterior donde hablábamos de la pododermatitis.

Deberíamos proveerles de juguetes interactivos que los estimulen mentalmente ya que son especies muy inteligentes con necesidades intelectuales elevadas, esto puede producir problemas muy graves como el picaje o las fobias (al tratarse de un tema muy importante le dedicaremos un artículo próximamente). Los juguetes metálicos deberíamos de evitarlos ya que les pueden intoxicar, también aquellos que no estén hechos con materiales inocuos, lo mejor será buscar los juguetes comerciales de marcas reconocidas, desconfiando de las que tengan pinturas o recubrimientos que se desprendan. Además deberíamos de incluir el entrenamiento en el día a día de nuestros loros, esto nos ayudará a mejorar el vínculo con ellos, a mejorar la convivencia y prevenir situaciones desagradables o peligrosas para ellos y para nosotros.

puertas-deslizantes
Juguete interactivo: Tres sabores

ALIMENTACIÓN

La alimentación es la primera causa de problemas en consulta de aves, la mayoría de los loros que veo están alimentados de forma errónea. Esto viene por una tradición de alimentar a las aves con semillas por semejanza a las aves de corral, también influye una industria poco desarrollada que en muchas ocasiones engaña con productos que no son los adecuados junto con personal no cualificado en las tiendas de animales. Pero cada vez la información es más accesible y contamos con más investigación y desarrollo de productos avanzados que se adaptan a cada especie. ¿Qué comen los loros? Nuevamente depende de cada especie, así que podéis suponer el siguiente consejo: investigar el entorno de donde viene tú alado. Y por supuesto pregunta a tu veterinario, una primera consulta donde te hablen de las necesidades específicas te ahorrará muchos sustos y dinero, además del sufrimiento del animal.

El menú básicamente se compondrá de un 50% de pienso compuesto estrusionado, un 40% de verdura y fruta fresca y un 10% de snacks, suplementos alimenticios y otros. Prohibidos: la sal ya que son sensibles a ella, el chocolate, el café, el té, la leche, los refrescos y el alcohol. Os detallo un poco más pero recordar que dependerá de la especie con la que tratemos:

  • Pienso: Hoy en día existen marcas comerciales que han conseguido reunir gran parte de los requerimientos nutricionales de las aves en forma de croquetas secas que nos resultan muy cómodas para almacenar y suministrar día a día. Tenemos que tener cuidado de las que son simples semillas mezcladas o trituradas ya que las semillas suelen proporcionar pocos elementos nutritivos. La mayoría de loros habitan en ecosistemas complejísimos repletos de frutos, semillas y un sinfín de manjares que albergan un sinfín de nutrientes, si esto lo reducimos a dos o tres tipos distintos de semillas imaginad la carencia que provocamos. Las pipas de girasol además son una fuente calórica enorme, haciendo un símil con nuestra comida seria como alimentar a nuestro loro con bollería industrial toda su vida… Por eso los piensos son la mejor opción como base de la dieta ya que les aportaran los elementos necesarios de forma equilibrada y además evitarán que ellos puedan seleccionar solo lo que más les gusta. Hay unas cuantas marcas entre las que podéis elegir y de hecho debéis acostumbrar a vuestra mascota a más de uno por si algún día tenéis que cambiar que el loro tenga un paladar más blando y no rechace las novedades.

 

piensos

 

 

  • Frutas y verduras: A pesar de lo completo que son los piensos nunca cubrirán al completo todos los elementos que encontraría un ave en la naturaleza, ya sea por falta de variedad o por alteración de los componentes en los procesos de elaboración del pienso. Por esta razón y por estimular su mente debemos de suministrar trozos de verdura y fruta. Entre las verduras elegiremos las que tengan la hoja más oscura, esto se suele relacionar con un nivel nutritivo más alto: acelgas, espinacas, endivias, coliflor, repollo, remolacha, zanahorias, tomate maduro, pepino, pimiento, calabacín, calabaza… De las frutas podemos elegir cualquiera: fresas, naranjas, mandarinas, manzana, pera, plátano, cerezas, frambuesas, granadas….

Evitaremos darles mezclas de frutas y verduras en el mismo día (esto nos ayudará a identificar si alguna le sienta mal) pero iremos cambiando para buscar la mayor variedad posible a lo largo del año. Evitaremos también que se coman las semillas de las frutas que puedan resultar dañinas, así como el aguacate que es altamente toxico. También es recomendable evitar, la patata cruda y la berenjena.

  • Varios: Podemos añadir como suplementos alimenticios y como premios que servirán para estimularlos mentalmente y entretenerlos al tener que procesarlos ellos cómo algunos frutos secos (¡sin sal! Mejor las nueces, avellanas y almendras, por contener ácidos grasos insaturados), pasta tanto cruda como cocida, semillas de calidad (buscar mixturas adecuadas y de alto valor nutricional), germinados de legumbres y semillas (brotes de soja, lentejas, garbanzos…). Y también ocasionalmente un poco de queso fresco (sin sal) o yogurt natural (sin azúcar) que supondrán una fuente de calcio importante.

semillas

Como consideraciones especiales comentar que los yacos tienen necesidades aumentadas de calcio. Por otro lado los yacos junto con cacatúas y guacamayos tienen requerimientos especiales de ácidos grasos cuya fuente puede ser los frutos secos sobre todo almendras y nueces. Los Loris necesitan aporte extra de néctar y poca proteína siendo buena idea dar zumos de fruta naturales y los preparados comerciales de néctar. Especial atención a los dueños de amazonas y cacatúas por la tendencia a la obesidad que presentan, es importante estimular el ejercicio físico y controlar las dosis de comida.

Como norma general, introducir los alimentos nuevos poco a poco, observando siempre si aparecen diarreas o alteraciones del estado del ave. Si identificamos que un alimento no le sienta bien debemos evitarlo en futuras ocasiones. Si hay algún alimento que no le gusta podemos probar a mezclárselo con otro que le guste, haciendo trozos pequeños, metiendo dentro uno del otro o incluso preparando una papilla.

Aquí acabo con estos consejos básicos que resultan sencillos de llevar a cabo y procurarán el bienestar de nuestros loros, tampoco pretendo adoctrinar y seguro que en pocos años veremos que evoluciona la ciencia y vamos procurando un mejor cuidado de nuestras mascotas, es importante leer y mantenerse actualizado. Si vemos que tenéis dudas de forma generalizada sobre un aspecto en concreto del manejo o de una especie en concreto escribiré un artículo sobre ello, de todas formas ahondaremos en otros capítulos sobre muchos de estos temas. Espero que os sea útil y que los que ya conocíais estas buenas prácticas las difundáis para que por fin se asienten las bases del manejo de las psitácidas.

Escrito por: Rafael Moncholí Estornell (Veterinario especializado en exóticos)

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.9/10 (14 votes cast)
Buenos hábitos en Psitácidas, 9.9 out of 10 based on 14 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *